S5 Oasis - шаблон joomla Видео
Activistas Opinan

Vincúlate a la Fundación Casa del Bosque

Haz parte de nuestro grupo de voluntarios, activistas y redes de apoyo comunicacional.
Domingo, 02 Junio 2013 19:41

Participación ciudadana y software libre, repensar tácticas de comunicación. Invitación a la Silla Vacía.

Written by 
Rate this item
(2 votes)

Hace unos días vi con cierto asombro una convocatoria de comunicación lanzada desde el twitter del portal informativo de la silla vacía. En ella hablaban de la existencia de “pesos pesados” del Software Libre en Colombia. Obviamente no dudé en consultar y bueno, seguí con mi asombro, llegué a esto: Click 1 Entiendo que los periodistas a veces se vean obligados a construir títulos de sus artículos usando nombres rimbombantes que provoquen impacto publicitario. Consultando después con una gran amiga, entendí que, efectivamente esta práctica es común, pues me señaló la existencia de este otro articulo: Click 2 Pensé detenidamente y llegué a considerar que tal vez estos títulos puedan ser interesantes en el ámbito del arte, pero...de la tecnopolítica? Del software libre? De la cultura libre? De la política participativa de la actual Administración de Bogotá? Obviamente hasta allá no llegó mi voluntad...

Posteriormente, la silla vacía publicó un nuevo artículo, en donde hablaban de la política pública de Software Libre de Bogotá, volví a consultar y me encontré con esto: Click 3 Después de varias relecturas me asaltaron cuatro consideraciones que podrían servir de crítica a este enfoque publicitario cuando se trata de software libre, cultura libre y tecnopolítica:

1. En los procesos sociales no hay derechos morales ni patrimoniales, la historia la hace la gente.

2. En el software y la cultura libre no hay “pesos pesados”, solo hay activistas y voluntades.

3. Es fundamental investigar para llegar a entender que la política pública de software libre que nos rige actualmente fue realizada por la ciudadanía. Click 4 y Click 5

4. En el segundo artículo publicado en la Silla Vacía habla del “socialismo del siglo XXI”, pero lastimosamente se olvida que este modelo político sienta sus bases en la gente más no, en la burocracia como tal, mucho menos en individualismos y/o caudillismos.

Luego de averiguar me enteré que estos procesos de comunicación en relación al Software Libre hacen parte de una estrategia maravillosa de la Silla Vacía de hacer conocer las acciones novedosas realizadas por redes que tengan que ver con la tecnología y la cultura digital.

Lo dicho arriba fue lo que me obligó a escribir este texto.

Las bases argumentativas de ambas publicaciones afianzan la idea cursi y patriarcal de exaltar líderes en donde no los hay, de exaltar antiguedades cuando poco valen en las prácticas políticas de la red de hoy en día y mucho más en las de la ciudad que queremos.

El software y la cultura libre son de naturaleza descentralizada, comunicar sobre software y cultura libre pasa fundamentalmente por la necesidad de situar dichos procesos en sus contextos naturales de diversidad y participación colectiva. Llegar a esto y comunicar desde allí, ayudaría a aclarar la real apuesta política del movimiento tecnoactivista: no hay señores, hay saberes compartidos. Insisto, no se como sea en el arte, pero en la tecnopolítica las cosas son sin “pesos pesados”.

A las personas de la Silla Vacía que apoyan a este grandioso movimiento tecnocultural les quisiera sugerir los siguientes enfoques a la hora de abordar estos temas, enfoques que podrían ayudarles a persuadir intenciones oportunistas de terceros también:

El movimiento activista tecnológico intenta romper con los discursos mesiánicos que han constituido la "política tradicional". La diferencia del modelo de activismo político tecnocultural vs la política tradicional radica precisamente en ello, en su médula plural que exalta procesos más no genios y figuras.

Me detengo en algo fundamental que tal vez pueda servir como argumento que permita aclarar por qué es importante reivindicar a la ciudadanía en este proceso tecnológico maravilloso para Bogotá. En lo que concierne a la política pública de Software Libre de Bogotá, esta obviamente no fue realizada por "pesos pesados" ni por matusalenes del software libre, ni por burócratas estrenados, esta fue realizada por la gente, por activistas afro, LGBTI, sindicalistas de la ETB, por activistas del movimiento estudiantil MANE, por ciudadan@s que la construyeron en aquellas 17 mesas de trabajo en las que el software libre ocupó 14 puestos de debate, esto, en el marco de los cabildos TIC conceptualizados por Sintrateléfonos e impulsado por la naciente Alta Consejería de las TIC del Distrito Bogotá, también por más de 3 mil ciudadan@s que asistieron al Flisol Bogotá 2012 cuya vocación no fue técnica sino activista tecnopolítica de cara a las políticas públicas tecnológicas de Bogotá, pasaron reuniones con candidatos, un foro TIC con Candidatos a la Alcaldía de Bogotá, la mesa amplia de software libre Distrital, la comisión de empalme, un cabildo TIC apoteósico, procesos de acción en el concejo de Bogotá, acciones de organización de base rural: sumapaz, suba rural, chapinero rural, etc colaboración con activistas de mexico, venezuela, ecuador, entre otros. La política no se hizo en escritorios, la hizo la gente asumiendo un nivel de organización sin antecedentes, la gente la conoce, a un lado la burocracia, la idea es darle el nivel de interlocución a la gente, pues se lo merece, ellas construyeron esta política.

Igualmente dicho proceso hay que contextualizarlo para hacerle justicia, por primera vez en Bogotá hubo cabildos ciudadanos para construir el Plan de Desarrollo, fue la política del actual Alcalde las que nos sedujo a much@s a pensar que era posible habitar el software libre de mujeres, estudiantiles, tercera edad, políticos dignos, activistas de base, indigenas... Y así fue, se hizo, se parió en un proceso sin antecedentes en América Latina, ahí tienen una buena historia para contar ¿por qué ceder esta gran historia en donde los personajes son la gente, actores de la televisión colombiana, defensores de derechos humanos, hackers conscientes, todos, en el marco de este país en brecha digital, debatiendo por tecnologías para la gente? ell@s fueron esa gran historia, reitero, nada que ver con la historia de folios, legajadores y oficinas. Si hablamos de la Política actual de Software Libre de Bogotá, de nada sirve tener 20 años en frente a un computador en GNU Linux, lo grandioso de la descentralización son precisamente sus nuevos actores permanentes, lo grandioso de la Política de Software Libre actual fue que la pidió y organizó la gente.

Señores de la Silla Vacía, conceptualizar modelos narrativos que exalten el protagonismo individualista raya con la naturaleza objetivo de la lucha tecnoactivista.

Cuando se narran políticas públicas participativas el enfoque debe ser hacia la gente, entenderlo y hacerlo ver en su prestigioso medio sería maravilloso para el Software LIbre que antes fue de minorías y que ahora es de mayorías que reclaman tecnologías libres para la Bogotá que queremos.

La historia la debe contar la gente.

 

Read 6558 times Last modified on Martes, 25 Marzo 2014 23:43
Farid Amed

Activista Tecnopolítico.

Miembro de la Fundación Casa del Bosque.

BOLETÍN DE NOTICIAS FCB

Recibe información sobre nuestras acciones, convocatorias, talleres y eventos.

¡SOMOS FCB!

RESIDENCIAS PARA ACTIVISTAS