S5 Oasis - шаблон joomla Видео
Activistas Opinan

Vincúlate a la Fundación Casa del Bosque

Haz parte de nuestro grupo de voluntarios, activistas y redes de apoyo comunicacional.
Viernes, 28 Octubre 2016 10:39

CLAVES TECNOPOLÍTICAS PARA LA COMPRENSIÓN DE LA LUCHA POR LA DEFENSA DE LA ETB.

Written by 
Rate this item
(0 votes)

Hoy las tecnologías hacen parte de la cotidianidad de cientos de millones de ciudadanos en el mundo. Equívocamente el escenario de reflexión respecto a este suceso social se ha volcado más al análisis de la incidencia del objeto tecnológico en la vida de la humanidad, que a la incidencia de las fuerzas sociales y políticas productoras de la tecnología (las corporaciones transnacionales de las tecnologías y las telecomunicaciones) en la vida de las gentes, de los Estados, de la economía, etc.
Hoy la tecnología es encarnada por un puñado de fuerzas sociales de orden transnacional que poseen mayor poder económico que naciones enteras, fuerzas sociales que han caminado de la mano de intereses geopolíticos de Estados de primer mundo y que hoy poco a poco declaran su autonomía con miras a detentar el poder, ya no como fuerza de apoyo, sino como vanguardia colonizadora. Hoy la economía, la guerra, el funcionamiento del Estado y de otras transnacionales de renglones diversos, entre otros, depende de este nuevo tejido corporativo (Internet, desarrolladoras de software, hardware, etc.)

 

Es singular que frente a tanto poder no haya existido una tendencia reflexiva que señalara dichas relaciones preocupantes y su incidencia en la democracia. Hoy la preocupación se hace evidente en el fuerte dinamismo que el sector tecnológico y de telecomunicaciones privado posee en las decisiones más sensibles de la vida occidental. Hoy se hace urgente entender que las tecnologías no son un puñado de cosas, sino de relaciones que se explayan en un sistema interconectado que va desde conflictos geopolíticos por la tenencia de recursos naturales para la construcción de los elementos de base tecnológica (Conflicto Frontera del Congo por la extracción del coltán), como también la radicalización de modelos de propiedad intelectual que imponen atraso a los países que desean avanzar en una línea soberana de producción TIC (Tratados de libre comercio y su capítulo de propiedad intelectual e internet), que sumando las consecuencias que el veloz ciclo tecnológico -obsolescencia programada- traduce en impactos medio ambientales irreversibles, hasta la edificación de nuevos sistemas de explotación laboral que nos retroceden al siglo XIX (Caso de explotación laboral en Foxconn, la maquila mundial de la tecnología).

Hoy la aparición de un sector corporativo productor de la tecnología, alcanza y supera con su poder económico a sus antecesores: La industria Petrolera y Automotriz; agentes responsables de la construcción de la geopolítica del siglo XX. Hoy la tecnología encarna un sistema de valores que exige acciones activistas que generen escenarios de contrapoder en cada uno de los espacios en los que se reproduce y dinamiza.

 

LA DEFENSA DE LA ETB PÚBLICA COMO REFLEXIÓN TECNOPOLÍTICA. 

Hoy la nueva agenda del mundo pasa por la puesta en marcha de acciones que permitan a la ciudadanía el empoderamiento de los medios tecnológicos. En dicho contexto y según Naciones Unidas, el papel que corresponde a las proveedoras de internet -además de ofrecer servicios de telecomunicaciones- es el de combatir los nuevos males sociales endógenos al ámbito de internet: Analfabetismo digital, brecha digital, vulnerabilidad ciudadanía en contextos de guerras de cuarta generación, entre otros. Así mismo el nuevo reto democratizador es garantizar el acceso a internet como derecho humano. 

El crecimiento de las telecomunicaciones de índole privada en América Latina, ha sucedido de la mano de un modelo económico y ético-político que ha permitido el desmantelamiento del Estado en sus infraestructuras estratégicas, obviando la responsabilidad de lo público en la reducción de asimetrías sociales. Colombia inauguró la época del neoliberalismo con la venta de su empresa nacional de telecomunicaciones pública TELECOM, y con ello, el advenimiento de un sector empresarial privado de las telecomunicaciones que prospera en el país, a razón de servicios regulares, eliminación de gravámenes impositivos y desaparición de la responsabilidad social en su sector.

En dicho contexto y con un panorama adverso, las empresas de telecomunicaciones públicas regionales han soportado el embate de la primacía de lo privado sobre lo público. Ante tal panorama, la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá -ETB- irrumpe ante todo cálculo con una infraestructura renovada, que la posiciona con la mejor tecnología en cada uno de los segmentos del servicio de telecomunicaciones: telefonía móvil, internet, internet satelital, televisión interactiva, entre otros. 

En el contexto de la primacía de lo privado sobre lo público, la renovación de la ETB -empresa inmersa en el mejor negocio legal que haya existido en la historia de la humanidad- ha permitido abrir un nuevo panorama en la relación de lo público, los derechos y compromisos internacionales en el ámbito de los derechos digitales.


LA PROPUESTA DE PRIVATIZACIÓN DE LA ETB COMO AMENAZA A LA ELIMINACIÓN DE CIBER-DERECHOS ADQUIRIDOS.

Cuando hablamos de las empresas de telecomunicaciones es común suponer que éstas cumplen una labor eminentemente económica en el sector servicios, sin embargo, esta certeza es errónea. Las empresas de telecomunicaciones también están llamadas a cumplir funciones sociales en los escenarios propios de su materia: internet, toda vez son el medio más cercano de la ciudadanía con la red de redes, es decir, con la información del mundo que circula en internet. Dichas obligaciones son establecidas desde UNESCO. Es importante tener esto en cuenta a la hora de abordar una propuesta de venta, pues no hablamos de una infraestructura cuya única y exclusiva condición de validación sea el factor riqueza sino también el sector de los derechos. 

Cuando hablamos de la ETB nos referimos entonces a una empresa pública de telecomunicaciones con una poderosa y renovada infraestructura, que le ha permitido aparejarse en sus obligaciones como empresa de servicios productiva para la ciudad, igualmente hablamos de una empresa -ahora consorcio- en cuyos objetivos está también el aportar en la democratización de internet, sus usos y sus escenarios de protección ciudadana en los nuevos ámbitos de las denominadas guerras de cuarta generación.

ETB es más que servicios, es también una red de portales interactivos dispuestos para combatir el analfabetismo digital. Hasta el momento ETB ha info-alfabetizado a más de 700 mil ciudadanos en zonas de la Bogotá urbana y rural, situadas en estratificaciones populares. Igualmente ETB es también reducción de brecha digital, misión que cumple gracias a la conectividad que gozan territorios selváticos y apartados de Colombia, debido a los esfuerzos de Skynet, empresa del consorcio ETB, propietaria de satélites de internet.

Igualmente, los grandes esfuerzos de la ETB en la conectividad de territorios altamente densificados, tales como Ciudad Bolívar, Usme, Suba, entre otros. Por último, ETB es también protección a la ciudadana en ámbitos de espionaje telemático, roll establecido para ella desde el Plan Maestro de la ciudad de Bogotá, en el cual se le asigna la responsabilidad de proveedora de mails cifrados para la ciudadanía, responsabilidad asignada toda vez ETB posee entre sus grandes Data Centers al gran centro de Datos ALMA, una de las mejores DataCenter Tier III del país, certificada por Uptime Institute.


LA DEFENSA DE LA ETB: REPRESENTACIÓN DE UNA NUEVA LUCHA QUE DESDE LO PÚBLICO SE ARTICULA CON LAS PREOCUPACIONES DE LAS NUEVAS CIUDADANÍAS.

Según datos del Ministerio de TIC, hoy el 70% de los colombianos están conectados a internet, ya sea desde dispositivos móviles o conectividad terrestre. La gran torta de la tenencia de internet pertenece a dos empresas privadas al margen de los grandes problemas y retos que impone la nueva sociedad del conocimiento. Según datos de MinTIC, la llamada economía digital representa el 2.8% del PIB de Colombia, en comparación con el 4% del sector petrolero. Sin embargo datos de Fedesarrollo señalan que el país recibe pérdidas por 8 billones de pesos a causa de la obsoleta infraestructura tecnológica de la empresa Claro Colombia. 

Economía digital, ciber derechos, protección ciudadana en contextos de guerras de cuarta generación, brecha digital y analfabetismo tecnológico, son hoy también temas fundamentales que habitan el debate respecto al rechazo de la propuesta de venta de la ETB, impulsada por Enrique Peñalosa, Alcalde de Bogotá. Venta que por cierto aún no se realiza, propuesta de venta que hoy tiene en curso varios procesos penales y disciplinarios, así como una creciente manifestación de rechazo mediático-ciudadano y de calle.
La defensa de la ETB es también un tema de derechos, de soberanía tecnológica, de protección ciudadana y por supuesto de abrigo ciudadano a una de las empresas más queridas por los bogotanos, la ETB hoy con 132 años de vida.

Read 1500 times Last modified on Viernes, 28 Octubre 2016 15:38
Farid Amed

Activista Tecnopolítico.

Miembro de la Fundación Casa del Bosque.

BOLETÍN DE NOTICIAS FCB

Recibe información sobre nuestras acciones, convocatorias, talleres y eventos.

¡SOMOS FCB!

RESIDENCIAS PARA ACTIVISTAS